Visitas:
11 de Octubre 2018
AGRONOMIA EN PELIGRO
Vecinos preocupados por posible apertura de la calle Zamudio y construcción de un estadio
Escribe: Lic. Mónica Rodríguez
Copyright © 2013 nuestrobarrioweb.com.ar - Medio Digital Comuna 11 y 15 – Todos los Derechos Reservados

En la ciudad de Buenos Aires, una de las peor rankeadas de América Latina en cantidad de metros cuadros  de espacios verdes por habitante, los barrios de Agronomía, Rawson, Villa del Parque, La Paternal y alrededores gozan del beneficio de este predio de la Universidad de Buenos Aires que los vecinos agradecen y disfrutan al igual que los miles de estudiantes que día a día cursan allí.
Ahora el vecindario está alarmado y dando voces de alerta porque el nuevo Código Urbanístico que ya ha sido aprobado en primera vuelta en la Legislatura pondría en serio riesgo al segundo pulmón verde más importante de nuestra urbe con dos proyectos que romperían el ecosistema del lugar y afectaría a toda la región.
Por un lado, la nueva legislación que en los próximos días tendrá su segunda lectura, tiene en vista que la calle Zamudio continúe atravesando el Parque Agronomía por dentro conectando así Av. San Martín con Avenida Beiró a costa de quitarle más terrenos a la facultad de los que ya le han restado con la construcción del túnel Ceratti (Av. Beiró y vías del ferrocarril Urquiza).
Pero además el nuevo Código Urbanístico posibilitaría la construcción de un estadio cerrado dentro del club Comunicaciones, una idea que no es nueva y se barajó cuando la institución estuvo al borde del quebranto y a punto de ser entregada al sindicato de camioneros. En ese momento pensaban hacer un "micro estadio" con capacidad para 12.000 personas. Ahora vuelve esta posibilidad encaramada en esta nueva legislación próxima a sancionarse: Anexo II del proyecto del Código Urbanístico porteño donde asientan que reservarán hasta 6 hectáreas para la construcción de un estadio cubierto en un sector de la Fracción “F” de la Manzana 54A, Sección 71, Circunscripción 15.
Para el predio de Agronomía estos proyectos en danza significarían la afectación de  la práctica educativa (de los chiquitos que concurren al Jardín Agronomitos, la escuela secundaria y los estudiantes del CBC, Agronomía y Veterinaria),  la función social que cumple este parque para todos los vecinos que viven en los alrededores y fundamentalmente rompería una reserva natural que protege un área rica en biodiversidad.
Basta atravesar unos pocos metros los ingresos a este espacio de casi 70 hectáreas para empezar a disfrutar del canto de las aves y el sonido suave de las hojas de los frondosos árboles  que reemplazan a los bocinazos, motores de autos y colectivos, gritos y todo el frenesí propio de la gran ciudad.
Los ‘habitué’ de la Agronomía suelen recorrer los distintos sectores habilitados donde se pueden observar siembras, alumnos y docentes trabajando la tierra. Algunos optan por correr, caminar o andar en bici y también están las familias con niños pequeños que se deleitan con la observación de los animales (caballos, ovejas, cabras, vacas, llamas y cerdo), que pastan libremente en terrenos asignados a esos fines mientras los alumnos de la escuela secundaria y los futuros veterinarios los estudian con sus profesores.
Hay que decir que además todo este ecosistema se ve enriquecido y potenciado por la presencia de los predios del Club Comunicaciones, el club Arquitectura y las frondosas arboledas del Hospital Angel H. Roffo y del Barrio Rawson que en su conjunto conforman uno de los tres pulmones verdes de mayor envergadura en la ciudad de Buenos Aires conjuntamente con el Parque Tres de Febrero y el Indoamericano (hoy notablemente disminuido por la construcción de la Villa Olímpica).
Por supuesto, un estadio destinado principalmente a recitales, con capacidad para miles de personas dentro del club Comunicaciones también agravaría la movilidad y tránsito de la zona sumado a la suciedad y alteraciones de todo tipo. Además de dañar el ecosistema del  espacio verde, su fauna y flora, también perjudicaría la convalecencia de todas aquellas personas internadas en el Hospital Roffo que paradójicamente fue ubicado originariamente en este rincón de la ciudad, entre otras cosas para dar a tranquilidad y calma a los pacientes mientras deban realizar sus tratamientos.  A uno se le pone la piel de gallina de solo pensar el sufrimiento que pueda llegar a tener las personas internadas en ese nosocomio cuando deban padecer las vibraciones y contaminación sonora de miles de personas saltando y gritando dentro del estadio que se instalará en las proximidades.
Los vecinos no se resignan a estos avances inconsultos, indiscriminados y faltos de toda planificación estratégica que atentan contra la sustentabilidad de nuestra ciudad y la calidad de vida de quienes residimos en ella. Por eso se están organizando y se aprestan a luchar para evitar la destrucción de un área vital para nuestros barrios y para la ciudad.
Quienes deseen informarse más y sumarse a este movimiento, pueden concurrir a la Asamblea de vecinos del barrio Rawson, el sábado a las 11 horas en la plaza que se encuentra entre las calles Cortázar y Artigas.
ambién pueden firmar el siguiente petitorio:

https://docs.google.com/forms/d/e/1FAIpQLScpghbzgZXjcSu336sBiVeN-Soi0KOjpbTiGhb8D_hsfjUvNw/viewform