Visitas:
10 de Julio 2017
42 AÑOS DE LA DESAPARICION DE ALEJANDRO ALMEIDA
Entrevistamos a Taty Almeida, Madre de Plaza de Mayo Línea Fundadora
Escribe: Dafne Strobino Niedermaier
Copyright © 2013 nuestrobarrioweb.com.ar - Medio Digital Comuna 11 y 15 – Todos los Derechos Reservados

El sábado 17 de junio se cumplieron 42 años de la desaparición de Alejandro Almeida, hijo de la Madre de Plaza de Mayo Línea Fundadora, Taty Almeida a quien entrevistamos en su casa. Charlamos sobre la vida de Alejandro, el fallo del 2x1 de la Corte Suprema y Racing.

Se cumplen 42 años de la desaparición de su hijo Alejandro, ¿cómo se siente cuando se avecina ese día?
El sábado 17 al mediodía, mi nieto Nacho va a hacer un gran asado para toda la familia en la casa de mi hija Fabiana, en la calle. Porque a Alejandro hay que recordarlo con alegría.
A pesar de los años estamos recordándolo con esta familia hermosa que él tiene, que no le permitieron tener, sobrinos, sobrinos nietos. Tengo una familia muy linda, que como siempre lo vamos a recordar muchísimo.
Tengo tres hijos maravillosos: Jorge, Alejandro y María Fabiana. El agujero no me lo llena nadie, pero por suerte siempre estoy acompañada por mis hijos y mis nietos. Eso que dicen que el tiempo cierra las heridas es mentira, siempre va a estar sangrando esa herida, jamás se me va a cerrar.
 
¿Cómo era Alejandro?
Alejandro tenía 20 años cuando lo arrancaron de nuestro lado, trabajaba, estaba cursando el primer año de la carrera de Medicina y era un militante. Alejandro, como los 30.000, cuando algún trasnochado todavía dice ‘por algo será que los desaparecieron’, nosotras, las Madres con mucho orgullo decimos: ‘Por supuesto que fue por algo’, no fue ni por estúpidos, ni por perejiles, eran militantes políticos. No hay que tenerle miedo a la palabra militancia, compromiso, compañerismo, ocuparse del otro, no pasar por la vida livianamente, pero a su vez toda esta generación maravillosa, eran chicos comunes a los que les gustaba el rock, que fumaban un porro de vez en cuando, eran chicos que amaban la vida, ellos querían vivir, no dieron la vida, se la arrancaron porque ellos tenían proyectos, querían cambiar el mundo que les tocaba vivir mediante la militancia política.
Esa militancia que encontramos cada vez más entre los jóvenes, yo soy una admiradora y siempre digo: ¡viva la militancia política! Con esa juventud con la que las Madres estamos tranquilas, militantes a los que les vamos pasando de a poquito la posta. A pesar de los bastones y las sillas de ruedas las locas seguimos de pie y vamos a seguir estando y van a estar siempre presentes los Alejandros y los 30.000 en la medida en que el obrero, el trabajador, el profesional, el maestro defiendan las causas justas, ahí van a estar presentes. Este Gobierno no va a lograr borrar la memoria como quieren hacerlo, de ninguna manera, no se lo permitimos y cada vez somos más.
Alejandro desde algún rincón por ahí, vaya a saber por dónde, siempre me mirará con tanto orgullo, con tanto cariño, tantas veces me ha dicho ‘esta gorilita de mierda, sin embargo la quiero’ y ahora dirá ‘miren la gorilita de mierda en que se transformó’.
 
¿Qué sintió con la masiva marcha contra el fallo del 2x1 de la Corte Suprema?
Fue una respuesta maravillosa que no se esperaba, justamente Macri tardó en dar esas declaraciones que no convencieron ni a su madre. Fue una plaza sin ningún tipo de partidismo, estábamos todos ahí para decir ¡No! Eso fue conmovedor, maravilloso. Gente suelta, gente grande, gente jovencita, miles de miles un día de semana. Y el broche fueron los pañuelos.
El viernes anterior a la marcha estábamos reunidos los organismos para ver qué hacíamos, cuando de repente Charly Pisoni dice ‘las redes sociales están reventando, preguntan a las Madres si se puede llevar un pañuelo blanco ese día’. Nos pareció una idea maravillosa porque el pañuelo es lucha, son ellos, son los 30.000. Esa foto fue hermosa, dio la vuelta al mundo cuando todos levantaron los pañuelos con amor y emoción. Mientras este presidente estaba en Mendoza bailando con un pañuelo blanco una zamba, otra ofensa, pero allá él y quienes lo acompañan.
Así hay que seguir, seguir haciendo, juntar, juntarse pacíficamente, como lo hemos demostrado por años, por la memoria, por la verdad, justicia legal, nunca por mano propia, jamás.
 
¿Le sorprendió tanta gente en la Plaza de Mayo?
La verdad que sí, porque pensábamos que íbamos a ser cantidad, pero desbordó. Cuando íbamos con la combi de Madres para el escenario, en el camino, había mucha gente mayor y todos lloraban y nos aplaudían. Fue una conmoción, una demostración a esta Corte que tenemos que realmente es una vergüenza. Valió la pena, pero no hay que quedarse, hay que continuar.
 
Recientemente se publicó el libro “Los desaparecidos de Racing”, escrito por el sociólogo Julián Scher que recoge las historias de once hinchas de Racing entre ellos su hijo Alejandro, ¿Qué sintió?
Mi hijo Jorge estuvo hablando horas con Julián Scher, mis dos hijos iban juntos a ver a Racing. Ya leí el libro, tiene unas historias tan bien escritas, con mucha calidez, una maravilla. El libro está causando furor, son once historias. Alejandro jugaba al rugby, además. Con este libro me he enterado cosas de Alejandro que no sabía.
El padre de Julián, Ariel Scher, fue el primer periodista en realizar una entrevista a una Madre de Plaza de Mayo y a un jugador del Mundial del '78, Ricardo Julio Villa, cuando se cumplieron 30 años del Mundial. Fue un reportaje maravilloso.
 
Hace unos años se publicó un libro con los poemas de Alejandro, ¿usted sabía que escribía?
Alejandro vivía conmigo cuando ese 17 de junio me dijo: ‘mirá mamá yo mañana no voy a trabajar porque tengo un parcial, esperame que ya vengo’, fue lo último que escuché de Alejandro. Al otro día empecé a buscar entre sus cosas porque no había vuelto a dormir y encontré una agenda de teléfonos y en las últimas hojas había 24 poesías, yo no sabía que Alejandro escribía, tampoco sabía nada de su militancia, él militaba en el ERP, él me cuidaba, me preservaba.
Leí las poesías y ahí tuve la primera faceta de Alejandro de su compromiso, de su repudio a la injusticia y la poesía que me dejó a mí por si algo le pasaba, Alejandro sabía que lo iban a matar, en varias de las poesías lo dice. Las guardé por 30 años, las atesoré y me decían ‘las tenés que publicar’ y yo decía que no, son de Alejandro. Después de tantos años, las Madres hemos entendido que nuestros hijos ya no nos pertenecen, hay que compartirlos y en este caso, qué mejor.
Pascual Espinelli se encargó de editar el libro, que se tradujo al italiano, lo he presentado en España, Chile, en todos lados. Después de un tiempo le agregamos un CD donde 24 personas famosas que quiero y que me quieren grabaron en Radio Nacional las poesías, entre ellas están Eduardo Galeano, Alfredo Alcón, Joan Manuel Serrat, Ismael Serrano, Cristina Banegas y tantos otros. Es una joya.
 
Se presentó el libro “Los desaparecidos de Racing”
 El miércoles 14 de junio se presentó el libro “Los desaparecidos de Racing”, escrito por el sociólogo Julián Scher, en la escuela de periodismo Deportea, Lavalle 2083. Participaron Taty Almeida, la viuda de Dante Guede (uno de los hinchas desaparecidos) y un jugador de Racing. El libro reconstruye la pasión de hinchas y los sueños políticos de once víctimas de la última dictadura cívico-militar. Aborda las historias de once argentinos para los que la relación con Racing resultó esencial tanto en sus días más felices como en las épocas más oscuras. Ellos son el poeta Roberto Santoro, Alejandro Almeida, Alberto Krug, Alvaro Cárdenas, Dante Guede, Diego Beigbeder, Gustavo Juárez, Jacobo Chester, Jorge Caffatti, Osvaldo Maciel y Miguel Scarpato.