Visitas:
3 de Julio 2017
PLAZA NUESTRA SEÑORA DE LA ASUNCIÓN, GAONA Y GAVILAN
Vecinos de Villa Gral. Mitre consiguieron que arreglen una plaza y van por más
Escribe: Dafne Strobino Niedermaier
Copyright © 2013 nuestrobarrioweb.com.ar - Medio Digital Comuna 11 y 15 – Todos los Derechos Reservados

Vecinos de Villa Mitre se organizaron para pedir que arreglen una plaza. La plaza Nuestra Señora de la Asunción, más conocida como la plaza de La Pampa, fue arreglada por el Gobierno porteño, luego de numerosos reclamos de los vecinos y años de atraso.
La plaza Nuestra Señora de la Asunción, ubicada en Av. Gaona y Gavilán, lleva ese nombre por la iglesia que se encuentra enfrente, pero los vecinos la llaman plaza de La Pampa debido al nombre de la Escuela Nº 4 D.E. 12 “Provincia de La Pampa”, que está dentro del predio.
Desde hace años los vecinos vienen reclamando que se arregle esta plaza que estaba en estado de total abandono, era como la pariente pobre de la plaza Irlanda, a este espacio verde iban a parar los juegos que cambiaban de otras plazas.
Un día un grupo de vecinos que se conocen del barrio, la escuela y el club Argentinos Juniors se cansaron y pintaron banderas que colgaron en el perímetro de la plaza donde exigían al presidente de la Junta Comunal 11, Carlos Guzzini, que arregle el predio. De esta manera lograron que el Gobierno de la Ciudad reconstruya el lugar.
La remodelación se realizó sin cartel obra, en donde deben constar los plazos y el monto total de la tarea, y según pudieron averiguar los vecinos, el costo fue de 22 millones de pesos.
El rediseño de la plaza incluyó la construcción de la cancha de básquet que antes era de asfalto y los chicos de la escuela no podían jugar de local porque si se caían se lastimaban, se pusieron juegos nuevos, se hizo un canil para los perros y se agregó iluminación.

Estuvimos charlando con este grupo de amigos y nos contaron que: “Cuando le colgamos la bandera a Guzzini aparecieron los arquitectos con los planos y la plata para la obra. El plano no tenía nada que ver con lo que quedó después. Nosotros nos juntamos con los que juegan al básquet, la gente de la escuela, los vecinos que vienen con los perros y armamos un proyecto en la medida de cómo se usa la plaza, en la cotidianidad. Por ejemplo, el canil lo querían poner al lado del jardín de infantes”.
“Guzzini respondió bien porque nos dijo que el proyecto iba a ser como nosotros lo planteamos y al poco tiempo empezó la obra, la plaza estuvo cerrada 4 o 5 meses”, continúan los vecinos.

Esta plaza es muy concurrida y desde las mejoras se acerca más gente que se queda hasta tarde practicando algún deporte o se junta con amigos, se llenó de vida. “Hace unos años pintamos un mural en homenaje a cuatro amigos que quedaron en el camino”, cuenta este grupo de vecinos de Villa Mitre.
“Hay detalles de la obra que quedaron pendientes, ya se lo dijimos muchas veces a Guzzini, le pedimos que nos pase algún teléfono y nosotros nos encargamos de seguir el tema, pero todavía no lo logramos. El tablero que da electricidad a la plaza está siempre lleno de agua, después de una tormenta se rompió una reja del canil y la gente no lo usa para que no se escapen los perros. Queremos que se agrande la puerta de acceso porque quedó muy angosta”, enumeran los amigos.

Para festejar el 25 de mayo, este grupo de amigos organizó un festival el sábado 27 de mayo. Cocinaron locro, hubo bandas de música, sorteos, inflables para que jueguen los chicos. “Nuestra idea es mantener la cultura, lo nuestro, la unión de la gente”, explican. Para el Día del Niño van a hacer otro festival.

“Queremos que nos sedan el predio del callejón que sale a la calle Caracas, para armar un centro cultural. Ahora tenemos un depósito donde guardamos algunas cosas, el locro del 25 de mayo lo cocinamos ahí, usamos el espacio, pero queremos formalizar la situación para mejorarlo, hacerle un techo, que se den talleres gratuitos para los chicos, esos son nuestros proyectos, nos unimos para que salga para adelante”, se entusiasman los amigos.
“Un objetivo a corto plazo que tenemos es pintar la plaza para darle un poco de color, ya hablamos con un muralista que es vecino y arregló los murales de la cancha de Argentinos Juniors, vamos a ver como conseguimos la pintura”, concluyen los vecinos.

Para que la plaza se mantenga cuidada y en condiciones, los vecinos piden que se designe a un guardián de plaza. Otro pedido es que se coloquen más juegos para los chicos en el patio, ya que cuando salen de la escuela se llena y no alcanzan.