Visitas:
1 de Junio 2016
CONVERSAMOS CON EL DR. ALEJANDRO ROMERO
Barrio-Terapia: talleres y encuentros para combatir el estrés en el CECAC N°34
Escribe: Grass Datino
Copyright © 2013 nuestrobarrioweb.com.ar - Medio Digital Comuna 11 y 15 – Todos los Derechos Reservados

Caminar vueltas manzanas. Acostarse sobre el pasto de una plaza. Andar en bici. Sumarse a grupos de running. Matear en la vereda. Llevar un libro al parque. Tomar clases de teatro. Aventurarse en el yoga. Incursionar en el canto. Y hasta (por qué no) ojear páginas de este diario sentado en una plazoleta… son algunos de los impostergables antídotos urbanos que el barrio nos ofrece cuando el estrés "nos golpea la puerta". Pero gracias a Dios, o mejor dicho, a gentileza de Alejandro Romero (especialista en Psiquiatría), ahora la Comuna nos brinda una nueva opción sanadora para cuando el desorden mental y físico hace sonar la alarma de nuestro cuerpo: los talleres de Lectura y Reflexión y Grupos Terapéuticos en el Centro Cultural Resurgimiento. Una iniciativa gratuita y promovida por nuestro invitado; una obra de bien y para el bienestar de todos, que el último 11 de abril dio el primer paso en el emblemático centro de La Paternal.

Como especialista en Psiquiatría, ¿cómo definirías el estrés?
Habría que empezar a borrar el estrés dentro de las malas palabras: vivimos y sobrevivimos como especies gracias al estrés, que es la capacidad de adaptarse al medio que nos rodea. Claro que, hace muchos años atrás, cuando era un tigre el que nos atacaba, el peligro era claro, uno se defendía o huía. En nuestra época los peligros no son tan claros: tenemos demasiada información para procesar. Por ejemplo, nos llaman por teléfono de un banco (entendemos que no hay peligro físico ya que la persona está muy lejos de nosotros) para ofrecernos una tarjeta de crédito bonificada por un año con innumerables beneficios. ¿Cómo procesa nuestro cerebro esa info? ¿Será cierto? ¿Será una estafa? ¿Un engaño para un secuestro virtual? Supongamos que esta persona interpreta que ese llamado es una amenaza, y zas, en ese momento se dispara la adrenalina y toma una decisión rápidamente: corta el teléfono. ¿Cómo se queda esa persona? Caso A: agitada, conmovida, preocupada, por un breve tiempo. A la hora ya se olvidó del hecho y se compenetra en sus quehaceres, todo vuelve a la normalidad. Caso B: esa preocupación, ese miedo continúa, a veces por medio de estímulos de los medios, charlas con su esposa y con el kiosquero del barrio que le pasó lo mismo. Entonces en este último caso la alarma (el estrés) queda prendida, nos agota, consume nuestra energía, nos distrae, dormimos mal, etc. Este es el problema real, EL ESTRÉS CRÓNICO, cuando la alarma no se apaga, cuando no le damos la señal correcta a nuestro cerebro, de que el peligro cesó.

¿Cómo te surgió la idea de hacer Talleres y Grupos Terapéuticos en Resurgimiento? ¿Cuál fue la reacción de la gente?
La idea del taller surgió de dos partes: una de mi observación como médico, a los pacientes en general los médicos no les dedicamos suficiente tiempo. Esto sucede por varias causas, por ejemplo el tiempo acotado en el actual sistema de salud, otra puede ser el desconocimiento de las mismas (la mayoría no se enseñan en la universidad, en la carrera de grado). La otra parte tiene que ver con un recorrido personal, en una búsqueda de paz interior y crecimiento personal. Digo, si me ha servido a mí en innumerables ocasiones, ¿por qué no le puede servir también a los pacientes, a la comunidad? Gracias a Dios, la reacción de la gente fue de enorme interés y entusiasmo.

Imagino que cada persona va por razones diferentes: algunos por curiosidad, otros por temas laborales, de familia, etc. Pero, ¿cuál es la causa más repetida por la cual acuden los vecinos?
En la consulta, las causas más frecuentes tienen relación con la ansiedad y la depresión. Sin el rigor de una estadística diría, por mi percepción, que estas dos patologías cubren entre el 70 y 80% de las consultas. 

Dicen que la mejor cura es la prevención: ¿cuáles son tus recetas para evitar que los problemas "nos ganen por goleada"?
Sin caer en la tentación de una receta que sirva a todos, en medicina y especialmente en la psiquiatría, el pedir ayuda a tiempo puede solucionar o evitar que los problemas sean aún mayores. Por otro lado, preservar, cultivar los vínculos con otros, con pares, facilitar la comunicación, tiene un influencia en nuestra salud mucho mayor que la que podemos intuir en una primera instancia.

Para la Psicología tener un poco de estrés es bueno, ya que nos mantiene alertas y motivados. Pero, ¿cuáles son las consecuencias para la salud cuando esa presión se vuelve crónica?
Pueden ser muy variadas, una de las más frecuentes es el insomnio, otras la falta de energía, concentración, de rendimiento laboral, o estudiantil.

Según la OMS (Organización Mundial de la Salud), el estrés ha alcanzado proporciones de una epidemia mundial, de hecho lo ha declarado como una de las 4 mayores amenazas a la salud pública en el mundo. ¿Qué opinión tenés sobre esto? 
El estrés y la depresión son epidemias que crecerán en un futuro no muy lejano. Claro, al menos que como población, como habitantes de este mundo hagamos algo para cambiarlo. Cuando me refiero a que como pueblo, comunidad hagamos algo, estoy refiriéndome a todos los que tenemos capacidad de acción, la salud a mi entender es un tema tan importante que no puede quedar sólo en manos de los médicos. Estas ideas ya empezaron hace tiempo atrás, a las cual adhiero: los pueblos deben apropiarse de lo que es su derecho y también su responsabilidad. La decisión de qué nivel y calidad de salud queremos es algo que debe convocarnos como comunidad para pensar y promover la autogestión. Sin la participación de los ciudadanos no es posible tener una gestión en salud pública que atienda las necesidades de la gente

En lo personal, ¿has vivido alguna situación desbordante de estrés? ¿Cómo la has afrontado?
Creo que deben ser muy pocos los argentinos y especialmente los habitantes de la ciudad de Buenos Aires que no hayan pasado por una situación de desbordante estrés. Muchas veces el imaginario colectivo ha deshumanizado a los médicos, también, en parte, ha sido incentivado por algunos colegas en tiempos pasados. Me refiero a que nos han visto sin vulnerabilidades humanas, sin necesidades, desde las más básicas como comer, dormir, etc., hasta el hecho de necesitar vacaciones o tener un hobby. Pero como te he dicho hace un rato, parte de mi búsqueda personal tiene que ver con humanizar mi profesión, hacerla evolucionar. Entre las herramientas que cuento son técnicas de relajación y meditación que las practico hace más de diez años: estas técnicas me han servido y las he puesto a prueba un sinnúmero de veces. Por supuesto, también muchos de los que trabajamos en salud mental tenemos nuestro espacio de terapia, así que en relación a los talleres podemos decir que es un lugar para encontrarnos y compartir entre todos nuestras experiencias y recursos.
Contanos de tus objetivos/expectativas para este año con los Talleres en Resurgimiento.
El objetivo principal es realizar una actividad que le sirva a la gente, que aumente no sólo su calidad de vida, sino también la de su entorno. Mi expectativa es que los participantes se apropien del lugar, porque en realidad sin ellos, el taller carece de sentido.

¡Barrio-Terapia: para ir agendando!
Talleres de Lectura y Reflexión (2º y 4º martes de cada mes) para mayores de 18 años, desde las 10:30 hs.
Grupos Terapéuticos para personas con Estrés y Ansiedad (1º y 3º martes de cada mes), desde las 10:30 hs. Asistir la primera vez 30 minutos antes para entrevista de admisión (Actividad gratuita).
¿Dónde? Artigas 2262. Centro Cultural Resurgimiento. CECAC N°34. Tel.: 4585-4960
Más INFO en Facebook: CCResurgimiento