Visitas:
12 de Mayo 2017
INSEGURIDAD
La comunidad de la Escuela Lorca nuevamente movilizada, esta vez por un ataque sexual
Escribe: Dafne Strobino Niedermaier
Copyright © 2013 nuestrobarrioweb.com.ar - Medio Digital Comuna 11 y 15 – Todos los Derechos Reservados

El viernes 21 de abril, una alumna de la Escuela García Lorca de La Paternal, fue atacada por dos personas cuando se dirigía al establecimiento. La Comunidad Lorqueana nuevamente está en alerta y movilizada.

El 21 de abril una alumna de la Escuela Media Federico García Lorca, ubicada en Chorroarín 305, en el barrio de La Paternal, fue atacada por dos desconocidos que intentaron subirla por la fuerza a una camioneta cuando se dirigía al establecimiento educativo.

La agresión tuvo lugar temprano por la mañana, en el trayecto comprendido entre la estación Arata del ferrocarril Urquiza y la puerta de la escuela. Allí la alumna fue primero acosada verbalmente por dos hombres que se encontraban descargando materiales de una camioneta. Ante el miedo que le generó esta situación, aceleró el paso. Los desconocidos entonces amenazaron con atacarla, gritándole: “¡¿Qué pasa si te agarramos?!”. Inmediatamente se acercaron a ella, la sujetaron por las muñecas e intentaron subirla por la fuerza a la camioneta.

Afortunadamente, dos personas que pasaban advirtieron la situación e intervinieron rápidamente, rescatándola de la tentativa de secuestro. Le indicaron que, ni bien entrara al colegio, informe lo sucedido a las autoridades, quienes rápidamente efectuaron la denuncia correspondiente en la comisaría.

“La gravedad de lo ocurrido, que podría haber terminado de la peor manera, ha sensibilizado y movilizado a toda nuestra comunidad educativa”, explica la comunidad de la escuela que ante el conflicto suscitado en el verano en dónde el Gobierno porteño pretendía construir un jardín maternal en el patio del colegio, se autodenominaron Comunidad Lorqueana.

A raíz de estos hechos, se realizaronasambleas masivas en donde participaron todos los miembros de la comunidad educativa: directivos, padres, docentes y estudiantes, así también como organizaciones sociales, vecinales, políticas y sindicales. Se reunieron para pensar, debatir y evaluar posibles vías de acción para llevar adelante.

Un familiar de la estudiante que sufrió el intento de secuestro relató el episodio ocurrido, mientras padres y madres manifestaron su preocupación, compartieron sus propuestas y solicitaron respuestas concretas a la institución y a las autoridades porteñas.

Los estudiantes, por su parte, manifestaron su preocupación y expresaron que desde hace algún tiempo vienen atravesando diversas situaciones de acoso, violencia sexual e inseguridad –que no fueron denunciadas en muchos casos por vergüenza- en el trayecto comprendido entre la escuela y el Club Argentinos Juniors, en el que se desarrollan las actividades de educación física, ya que la escuela no cuenta con un gimnasio propio.

En ese sentido, informaron que no concurrirán a las clases de educación física hasta que no estén dadas las condiciones que garanticen su seguridad e integridad física, sin que esto implique computar las inasistencias.

El equipo docente como los directivos admitieron la complejidad de la problemática, cuya solución trasciende a la institución, en tanto compromete y depende del accionar efectivo de diversos organismos del Estado que involucran a la supervisión, el Ministerio de Educación y las fuerzas de seguridad.

Se conversó también acerca del peligro que implicaría permitir el ingreso de policías armados a la escuela, en virtud de las situaciones de intimidación y acoso que están teniendo lugar en diversas instituciones educativas de la Ciudad.

Se descartó además la posibilidad de que personal de la escuela acompañe a los estudiantes, dado que no es técnica ni normativamente posible, mientras los representantes de las organizaciones aportaron al debate y garantizaron su apoyo a las iniciativas que decida llevar adelante la comunidad educativa.

Tras las asambleas, la Comunidad Lorqueana decidió exigir medidas concretas al Gobierno de la Ciudad y controlar su correcta implementación como que se tomen medidas correspondientes para garantizar la seguridad de los estudiantes, impulsar proyectos para implementar un “Sendero Seguro”, lo cual implica el establecimiento de una serie de recorridos para la circulación segura de estudiantes y adultos en los momentos de ingreso y egreso del establecimiento educativo, así como también en el trayecto comprendido entre la escuela y el Club Argentinos Juniors.

Además, reiterarán la exigencia de la construcción del gimnasio que el Gobierno porteño comprometió desde hace más de diez años en un lugar adecuado. El equipo directivo se comprometió a realizar todas las consultas correspondientes para resolver, en el corto plazo, al menos administrativamente, la problemática del traslado de los estudiantes al Club.

En las asambleasse debatió también la necesidad de visitar un conjunto de instituciones vecinas afectadas por la problemática del cuidado ciudadano, a fin de promover asambleas conjuntas, coordinar estrategias comunes y presentar solicitudes unificadas a los ministerios porteños pertinentes.

“Necesitamos garantizar la seguridad de todos nuestros estudiantes”, concluye la Comunidad Lorqueana.