Visitas:
1 de Febrero 2019
SE CONCRETO LA REFORMA DESPUES DE MUCHOS PEDIDOS
Reacondicionaron la plaza "Eloy Alfaro" de Donato Alvarez, entre Maturín y Añasco
Escribe: Dafne Strobino Niedermaier
Copyright © 2013 nuestrobarrioweb.com.ar - Medio Digital Comuna 11 y 15 – Todos los Derechos Reservados

Luego de muchos meses, finalmente la plaza de Donato Alvarez, entre Maturín y Añasco, quedó renovada. Los vecinos celebran los trabajos realizados, pero se quejan de la falta de agua y luz.

La plaza Eloy Alfaro, ubicada en Donato Alvarez entre Maturín y Añasco, fue reacondicionada por la Comuna 15 y la Secretaría de Atención y Gestión Ciudadana porteña, luego de casi un año de trabajo y muchos reclamos de los vecinos por el estado total de abandono en que se encontraba este espacio público.
Entre las tareas que se realizaron figuran la demolición y desmonte de los juegos de estructura y hormigón para luego cambiarlos por unos nuevos; se quitó el arenero en el patio de juegos, porque no se recomienda por cuestiones de salud, y se lo reemplazó por un piso de goma. También se hicieron trabajos de jardinería, se colocó granza, piedra partida y pasto.
Además, se hicieron trabajos de herrería y pintura. Se arregló el pilar de la Virgen del Carmen, patrona del personal del Servicio Penitenciario cuyo hospital queda justo enfrente, desde la Comuna 15 prometen que se colocará en los próximos días. Asimismo, se realizaron trabajos de luminaria y se agregaron más luces. Se adicionaron cestos, bebederos y maceteros.
En nuestra recorrida por la plaza los vecinos se acercaron para contarnos que les gusta como quedó el espacio verde, pero se quejan porque no hay agua ni luz: “Esto es puro maquillaje, porque la plaza está sin agua, no funciona el bebedero y las luces no se prenden”, nos comentó Fernando, vecino de La Paternal.

La plaza le debe su nombre a José Eloy Alfaro Delgado quien fuera presidente de Ecuador en dos períodos (1897 a 1901 y 1906 a 1911). En su segundo período de gobierno se realizaron varios cambios, entre los cuales consta la legalización del divorcio, la construcción de numerosas escuelas públicas, se instauró la libertad de expresión, se instituyó el laicismo, el derecho a la educación gratuita, así como el matrimonio civil. Se considera como el mayor logro el haber finalizado la construcción del Ferrocarril Transandino que unió las ciudades de Guayaquil y Quito.