Visitas:
28 de febrero 2017
EL LENGUAJE ACUMULA Y TRANSMITE EXPERIENCIAS
Chat, twitter, mensajes. ¿Cómo escribimos hoy?
Escribe: Marisa Panelo
Copyright © 2013 nuestrobarrioweb.com.ar - Medio Digital Comuna 11 y 15 – Todos los Derechos Reservados
Pedro Luis Barcia, quien fuera presidente de la Academia Argentina de Letras, habló del lenguaje en las nuevas tecnologías y se refirió al mismo diciendo “La expresión escrita del chat y de los mensajes de texto (MDT) no es, pues, como se dice, una nueva lengua o un lenguaje diferente: es la lengua común, la de todos, simplificada, deformada, jibarizada”. Se expresó de esta manera en un tono entre enojado e indignado. Esta expresión me llevó a reflexionar sobre la escritura en las nuevas tecnologías. Intentaré aportar otro punto de vista.
Me baso, para esta reflexión, en un texto muy interesante titulado La galaxia Gutenberg de Marshall McLuhan.
El lenguaje acumula y transmite experiencias, la experiencia ha sido históricamente modificada, primero por la introducción del alfabeto y luego, por la imprenta (no hago aquí un juicio de valor, no sabemos si esa modificación fue para bien). La revolución provocada por el alfabeto trajo consecuencias no sólo en la forma de pensar sino también en la conformación socio-económica, en la manera de actuar y en la lengua.
Los instrumentos que construye el hombre, como ser el lenguaje, la escritura, la radio, el chat o los mensajes, amplían algunas habilidades y competencias en detrimento de otras. Pensemos que los poemas de Homero fueron composiciones orales y la sociedad de la Grecia antigua miraba con sospecha la intromisión de la escritura, la cual para Platón iba a pervertir a los jóvenes y destruir la capacidad de memorizar textos.
Seguramente pagamos un precio por estos instrumentos, pero también pagaríamos un precio si los negáramos. La imprenta acabó con el monopolio de las bibliotecas y el libro pasó a estar en poder de quién quisiera leer, lo que implicó, accesibilidad, movilidad y mercados más extensos. Del mismo modo que el libro triunfa sobre el manuscrito, la lengua vulgar predomina sobre el latín.
Es complicado determinar hacia dónde llevan estos cambios, dado que es difícil evaluar los alcances de una tecnología. Esta se impone en un primer momento con tanta fuerza y entusiasmo que si bien es inventada y manipulada por el hombre en un principio podría entumecer la conciencia humana. Estamos en la cresta de la ola digital que nos arrastra sin saber bien hacia donde pero que tampoco, se puede detener. La lengua sobrevivirá a pesar de todo y una tecnología más de escritura no suspenderá el impulso creacionista del sujeto. De lo que habría que preocuparse es de la falta de creatividad y no tanto de los medios por los cuales las personas intentan expresarse.
Sería como enojarse con la luz porque hace visible lo que no queremos ver.
Nadie ha cometido jamás un error gramatical en una sociedad analfabeta.